4º Aniversário da Fundação José Saramago

*

*

*

*

*

*

*

Hace cuatro años

Hace cuatro años José Saramago firmó el acta que le daba vida oficial a la Fundación José Saramago. El acto tuvo lugar en su casa, ante destacados miembros del mundo de la Cultura y de la Política, con los curadores de la Fundación como testigos y con el respaldo y el cariño de los más cercanos, la familia, los amigos de toda una vida. Nació la Fundación y supimos que al día siguiente teníamos que trabajar como si la salud del mundo dependiera de lo que hiciéramos. Al menos eso decía la Declaración Fundacional.

Desde entonces, en los cuatro años pasados que ni para el Mundo ni para la Fundación han sido fáciles, hemos tratado de cumplir la palabra que dimos, ésa de intentar introducir algo de armonía en el planeta desde los presupuestos del Humanismo y la Cultura. “El otro es como yo, y tiene derecho a decir yo” repetía Saramago. Y por esos otros “yoes” que hay en el mundo la Fundación se ha hecho presente en conflictos internacionales, en proyectos de recuperación de conceptos y de valores, en Cátedras en las que se vincula el respeto con la formación científica y humana, en protestas y en propuestas. Desde Argentina a México, en Timor y en El Sahara, en Palestina y en España, en Haití, en Portugal de norte a sur, en estos lugares entre otros hemos tratado de aportar una palabra de consuelo si a más no llegábamos, que a veces sí, a veces hemos hecho consistentes los sueños, por eso en México, dentro de unos días, se inaugurará la exposición más grande jamás organizada sobre José Saramago, ésa que estuvo en Portugal, en Brasil, en España y que ahora, para nuestro dolor, ya es completa, porque el ciclo mortal de Saramago se ha cerrado y de ese golpe estamos tratando de sobrevivir. A duras penas.

Un día Saramago entregó a personas que podían y sabían, varios profesores, un ministro, las llaves que deberían abrir las puertas para que Jorge de Sena regresara a Portugal. Ya está aquí. Otro día pusimos a hablar a la gente de la calle del añorado Rodrigues Migueis y luego se publicaron textos que debían ser conocidos. Otro propusimos a los más jóvenes que retrataran un libro, “Nome de Guerra”, de Almada Negreiros, y las fotografías están en la Fundación y se pasearán por Portugal porque cada persona tiene su lectura y todas son el libro que no se puede olvidar. Como “Escola do Paraiso”, proyecto de edición que Saramago no vio pero que la Fundación asume y anuncia que editará porque la sinrazón no nos va a poner barreras, o si las pone, nos las saltaremos. Nacimos para recuperar, para proponer, para festejar. Nacimos para decir No a quienes creen que la belleza es patrimonio del dinero, nacimos para no aceptar ninguna humillación porque contenemos el mayor tesoro, estamos hechos de los valores de Saramago, que valen más que el petróleo, el oro, los paraísos fiscales, la corrupción y todas las bolsas del mundo.

La Fundación José Saramago es Blimunda, que junta voluntades para volar. Y es la Mujer del Médico, que ve lo que otros no quieren ver, y asume, la Fundación, la lucidez de quien no se resigna, y busca, inventa, sabe que otro mundo es posible y estamos a ello. No somos el siglo XIX, ni el XX, somos avanzadilla del XXI, rabiosamente actuales, iconoclastas, herederos del espíritu transgresor que hizo posible que Ricardo Reis anduviera por Lisboa y la muerte se emocionara con Bach y no muriera nadie al día siguiente. Somos Dios y Caín porque leemos los libros y los incorporamos a nuestro bagaje, y también somos Faustina da Concepción, que comió pan con chorizo con su marido y esa tarde el mundo estivo bien hecho, y Joana Carda, que puso a navegar la Península Ibérica por lo mares del sur, ahora no para conquistar sino para compartir. Somos, por fin, o queremos ser, el propio José Saramago, que pidió escribir un blog poco antes de morir porque, decía, el mundo tiene que ser hablado.

Hablaremos del mundo, de lo que podemos hacer, de lo que debemos. La Fundación es una casa abierta para todas las ideas y para todas las personas, basta que haya respeto y solidaridad. Cuando estemos en Los Bicos, sepan que allí estaremos todos. De momento podremos acogernos a la Oliveira de Azinhaga que pone sombra en el Campo das Cebolas: vaya allí, estén, lean si quieren, sentirán una humanidad que se expande e inunda los corazones.

También esto queremos que sea la Fundación. Obrigada por estar aquí hoy que cumplimos cuatro años y ya sabemos que además de andar y navegar es preciso volar. Con los sueños, con quienes nos precedieron, con nuestra voluntad. Volemos, es de justicia.

*

Não é um livro, é uma jóia

fjs

Queridos amigos,
No dia 29 de Junho completam-se quatro anos do nascimento da Fundação José Saramago. Por essa razão vamos reunir-nos na Biblioteca do Palácio das Galveias para ler, das 17.30 às 20.30 Horas, ininterruptamente, Palavras para José Saramago, o livro que recolhe os textos publicados há um ano, aquando da sua morte. Escritores, políticos e jornalistas estarão nas Galveias para ler em voz alta os seus próprios textos. Outros serão lidos por pessoas da sociedade civil e cultural que queiram juntar-se a esta iniciativa. Que é mais do que uma homenagem, é a demonstração de que sentimos, vivemos e queremos permanecer perto de Saramago porque é uma boa companhia. Os textos que se escreveram por todo o mundo sobre o nosso escritor demonstram o melhor do ser humano: a capacidade de reflectir, a generosidade, a beleza, a bondade. Seria uma honra contar convosco nessa tarde, que talvez seja também um momento de reivindicação do nosso melhor eu.

*
SE da Cultura elogia independência financeira da Fundação José Saramago
(TSF)

Pin It on Pinterest

Share This