Ataque a los Derechos Humanos

fjsAl menos 122 personas han resultado heridas, 102 de ellos policías, en enfrentamientos entre las fuerzas del orden y grupos de jóvenes ultras homófobos opuestos a la primera marcha del orgullo gay, que se ha celebrado ayer en Belgrado, según los datos del Centro serbio de Urgencia.

Antes de que empezara la marcha gay, los grupos que se oponían a esa manifestación han atacado a los policías a pedradas, con bengalas, botellas y ladrillos en diferentes accesos a las calles por las que ha pasado el desfile, en una zona del centro de la ciudad donde se hallan edificios de varias instituciones estatales. Más de 5.000 policías antidisturbios y miembros de la gendarmería están desplegados en el centro de la ciudad y también en helicópteros que sobrevuelan la zona.

En la céntrica plaza de Slavija los agentes policía han lanzado gas lacrimógeno para dispersar a un grupo de unos 150 ultras, que más tarde se han desplazado a un lugar cercano donde han destruido un vehículo policial y han roto los cristales de dos autobuses. En otras zonas del centro, grupos de extremistas han destrozado varios contenedores, automóviles, una pilar del tendido eléctrico y han incendiado el edificio donde está la sede del Partido Democrático (DS), el principal de la coalición gobernante.

El ministro para los Derechos Humanos y de las Minorías, Svetozar Ciplic, así como otros miembros del gobierno y diputados serbios, represenantes de organizaciones no gubernamentales e internacionales, han participado en la marcha. Tras concluir el desfile, los participantes se han congregado en el Centro de Cultura Estudiantil, también en el centro de Belgrado, donde celebran una fiesta.

Oposición de la iglesia ortodoxa

La iglesia ortodoxa serbia se ha mostrado contraria a la organización de la marcha gay y de la expresión pública de la orientación sexual, pero ha pedido que no haya violencia hacia esas personas. Algunas organizaciones ultraderechistas habían exigido a las autoridades que cancelen “la vergonzosa e innecesaria” manifestación, y celebraron ayer protestas “en defensa de la familia” y “marchas de respuesta” al desfile de los homosexuales.

En Belgrado y otras ciudades serbias han aparecido en los últimos días numerosas pancartas e inscripciones con mensajes de ofensa y amenazas contra los homosexuales. El año pasado, la marcha del orgullo gay en Belgrado tuvo que ser cancelada debido a la amenaza de grupos nacionalistas radicales y a la poca coordinación entre las instituciones estatales y los organizadores de la manifestación. En 2001 la que hubiese sido la primera marcha gay en la capital serbia fue suspendida después de que radicales atacaran e hirieran a varios participantes y policías.

Fuente: elpaís.com

Pin It on Pinterest

Share This