Blanca de la Serna

Querido Jose Saramago,

Me atrevo a dirijirme a Vd de esta manera ya que era un buen amigo de mi padre, Alfonso de la Serna. He llegado a los Alpes, y en casa de mi amiga Marta Dusonchet, cerca de Megève,  he leido, el Viaje del Elefante, animal en quien siempre pienso cuando llego por estas latitudes….por Aníbal! que lanzado! atreverse a venir por aquí con sus “pequeños” animales, ahora lo entiendo, eran pequeños. A propósito, me gustaría comentarle que mi padre, los últimos días de su vida, estaba leyendo su libro, ese en el que nadie se moría en una isla. Aunque a él eso le parecía un poco agotador, entiendo que Vd. (como le dije cuando le conocí en Lanzarote) que vivía en mi casa “virtualmente”, le acompañó hasta sus últimos días, y esto se lo agradezco ahora enormemente. Y yo ahora me he divertido leyendo este libro, y espero que Pilar siga cuidándolo mucho y tan bien. Muchos gratos recuerdos, y un abrazo.

Blanca de la Serna

15 de Agosto del 2009

Pin It on Pinterest

Share This