Enrique Aronson

Estimadísimo José,

Tengo 43 años, vivo en Rosario, Santa Fe, Argentina, hijo de padres judíos, me crié hasta los 18 años en un pueblo de 15 mil habitantes donde muchos ni siquiera sabían de la existencia de otras religiones. No eramos una familia practicante, sólo Iom Kipur, Rosh Hashaná y Pesaj, no más que eso. Es más, recuerdo haber ido más de una vez a prácticas y ceremonias católicas para poder estar con mis amigos. Todos mis amigos fueron y son católicos. Me casé con una católica y tengo 2 varones de 9 y 12 años a los cuales no les inculcamos ninguna religión. No creo en Dios y además creo ser agnóstico. Aunque, por otro lado, considero que en cierta forma el agnosticismo es contradictorio porque pretende ser definitorio en temas discutibles, desde mi humilde punto de vista. Por estos días estoy leyendo “Historia de los judíos” por Paul Johnson, donde describe, casi científicamente, la producción histórico – colectiva que significó el Antiguo Testamento. Dicho esto es claro mi pensamiento sobre la inexistencia de Dios y menos aún de libros, escritos o lo que sea de origen “divino”. La duda que merodea mi cabeza últimamente es cómo me posiciono yo como persona en un ámbito donde la gran mayoría de la gente que me rodea piensa que Dios existe, y no sólo para ellos, sino que para mí también (por lo menos no se los puede acusar de egoístas). Muchos de mis amigos y personas que me conocen me consideran una persona muy inteligente, a lo que yo, generalmente, respondo que no se debe confundir inteligencia con memoria. Sí me considero muy memorioso. A pesar de ello suelo ser presuntuoso con mi memoria, dando respuestas, a veces, altaneras. Yo estoy muy seguro de mis convicciones pero me preocupa mi relación con los demás en mi posición diametralmente opuesta a tanta gente. Hasta qué punto no hay una mezcla de vanidad y arrogancia al pararse ante el resto y decirles, todos ustedes están equivocados, Dios no existe. Le pido disculpas si parece una pregunta de diván. Le deseo lo mejor y que nos siga deleitando con su saber. Mis saludos.

27 de agosto de 2009

Pin It on Pinterest

Share This