Mario Gallardo

Respetado don José:

Me atrevo a escribirle desde mi patria, Honduras, asolada por un golpe de estado en contra del gobierno del presidente José Manuel Zelaya Rosales, hecho perpetrado el pasado 28 de junio, en busca de su solidaridad para nuestro pueblo. A partir de esa fecha, los hondureños sufrimos un verdadero cerco mediático, ya que la prensa nacional, al servicio de los grupos económicos más poderosos, han intentado acallar las multitudinarias protestas en contra del golpe y del gobierno de facto, encabezado por Roberto Micheletti. Además, se ha desatado una ola de amenazas contra el grupo de intelectuales que suscribimos un manifiesto en apoyo a la consulta popular, que se realizaría precisamente ese 28 de junio, y que motivó la ira de los sectores oligárquicos de mi país. El contenido del manifiesto, así como la lista de suscriptores puede consultarse en la siguiente dirección: http://obsesivababel.blogspot.com/2009/06/manifiesto-no-1-al-pueblo-hondureno.html. En ese mismo blog: www.obsesivababel.blogspot.com y en www.mimalapalabrahn.blogspot.com, hay cartas, dennucias, fotografías y vídeos que pueden darle una idea de la situación que estamos enfrentando en este momento, donde podrá confirmar los abusos en contra de los opositores al golpe militar, producto de la intarnsigencia del gobierno de facto, que ha llegado al extremo de suspender las garantías y derechos a todos los ciudadanos instaurando un estado de sitio. Entiendo que es un abuso de mi parte escribirle con el único fin de solicitar su solidaridad, considerando la gran cantidad de compromisos que usted debe cumplir, pero nuestra situación es casi insostenible y apenas nos mantiene al pie de la bandera nuestra voluntad inclaudicable en contra del cinismo y la brutalidad de los golpistas, quienes ya han declarado non gratos e “individuos peligrosos” a los miembros de nuestra comunidad de artistas e intelectuales, mientras golpean al pueblo ante la complacencia y el silencio cómplice de la prensa tarifada, al servicio de los grupos de poder que han mantenido a Honduras en el atraso y la pobreza. Sin importar el resultado de esta solicitud, le envío un gran abrazo y mi admiración desde esta pequeña nación del Centro de América,

Atentamente.

Pin It on Pinterest

Share This