Oscar Morales

Mi muy querido y respetado Premio Nobel,

Le envío estas palabras como muestra de agradecimiento por el infinito placer que su obra me ha producido siempre. El Evangelio según Jesucristo es uno de los libros que, junto a Cien años de Soledad, o La Carretera conforman mi terna de obras maestras. En el caso del Evagenlio, no solo por su valor literario, sino por el ejercicio de reflexión al que invita su lectura pausada. No pocas veces me he repetido que, si su evangelio fuera el que se transmite en escuelas e iglesias, los agnósticos no tendríamos rincón en el que escondernos… Es sin duda más fácil entregar parte de la razón a la fe cuando ésta viene referida a un Dios Humanista, profundo deboto de su propia creación, conocedor de sus pasiones e imperfecciones y primero en respetar por igual su obra: hombre y mujer.

No quiero privarle de su tiempo, tan preciado -egoistamente- también para nosotros.

Reciba mi más sincera muestra de respeto y admiración

Atentamente

Prof. Dr. Oscar Morales

Pin It on Pinterest

Share This