Rodolfo

Muy apreciado Señor,

Estuve leyendo un comentario sobre su nuevo libro “Caín”. Me da un poco de pena que una persona tan ilustre como Ud. no se haya interiorizado de la interpretación exegética de la Biblia y permanezca adherido a una interpretación literal superada hace años. De todas maneras, así como yo respeto su no creencia en Dios, me gustaría que en una visión abierta y amplia, Ud. respetase también las creencias de los otros, sean ellos cristianos o judíos, aunque puedan provocarle un rechazo visceral. De todos modos su posición me invita a ponerlo en manos de un Dios que es Padre misericordioso. Reciba Ud. un cordial saludo.

Rodolfo

28 de agosto de 2009

Pin It on Pinterest

Share This