José Saramago / La Obra / Bibliografía

El cuaderno

El cuaderno
2009

Me dijeron que me han reservado un espacio en el blog y que debo escribir para él, sea lo que sea, comentarios, reflexiones, simples opiniones sobre esto y aquello, en fin, lo que venga a ser guadaña.

José Saramago

Tienda

Portugal

El cuaderno

2018 (1a edición en Porto Editora; 3a edición)


Idioma
portugués

La caligrafía de la portada es del escritor João de Melo

(en un volumen con O Caderno 2 - incluye las crónicas del blog de José Saramago de septiembre de 2008 a noviembre de 2009).

Prefacio de Umberto Eco, publicado originalmente en la edición italiana de O Caderno con la chanela de Bollati Boninghieri, 2009.

“Me dijeron que me habían reservado un espacio en el blog y que le escribiera, lo que sea, comentarios, reflexiones, opiniones sencillas sobre esto y aquello, en fin, lo que sea como una hoz. Este trabajo reúne un conjunto de textos diarios marcados temporalmente entre septiembre de 2008 y noviembre de 2009. Representa reflexiones, opiniones, sugerencias, críticas sobre los más diversos temas y sobre los más diversos temas. Una obra en construcción que incluye los artículos diarios de Saramago publicados en la página infinita de Internet ”. José Saramago

“[…] Estoy escribiendo este prefacio porque siento que tengo alguna experiencia en común con mi amigo Saramago, que está escribiendo libros (por un lado) y, por otro lado, lidiando con la crítica de costumbres en un semanario . Como el segundo tipo de escritura es más claro e informativo que el otro, muchas personas me han preguntado si no vertiría reflexiones más amplias de los libros más grandes en las pequeñas piezas periódicas. No, respondo, me enseña la experiencia (pero creo que la enseña a todos los que se encuentran en una situación similar) que es el impulso de la irritación, la insinuación satírica, el látigo crítico escrito apresuradamente, que luego proporcionará el material para un ensayo de reflexión o narrativa más desarrollada. Es la escritura diaria la que inspira los trabajos más comprometidos, no al revés ”. Umberto Eco